dimecres, 27 d’abril de 2011

LA ORDEN DE SANTA CECLINA

A principios del s. XIV, Bernardo, un sabio erudito y antiguo guerrero, recibe la visita de un viejo compañero de armas, Nuño, que afirma haber encontrado un unicornio y otros monstruos extraños. En su investigación de lo que parece imposible, pronto se les une Yebra, una chica de los bosques acusada de bruja.

Juntos descubrirán las criaturas que empiezan a poblar nuestro mundo. Pero ¿de dónde provienen?, ¿qué relación tiene Yebra con ellos? ¿acaso realmente ella posee poderes extraordinarios?

La respuesta se encuentra oculta en el monasterio de la orden de Santa Ceclina; una orden de monjes guerreros que siempre ha defendido la lógica y la razón, y que sin embargo esconde sus propios secretos.

El hallazgo del “Porta Coeli“, un libro misterioso y prohibido, llevará a los protagonistas a una aventura más allá de este mundo.

dimarts, 5 d’abril de 2011

EL CONCURS DE FOTOGRAFIA.

FOTOGRAFIES PRESENTADES A CONCURS:




 

 

 

 

 

"Estar en pau"


 


"Em recorda els pulmons, els bronquis, necessaris per mantenir-me amb vida. Aquest arbre és l'oxigen del nostre món."



"Jugant amb el sol"


 



 

 

 

 

 

 

"Reflex de muntanya"


 


" És un bosc ple d'arbres, al mig hi ha un poble, cada casa representa una fulla d'arbre i els camins són les branques i els troncs."


RECORDEU QUE TENIU FINS EL 8 D'ABRIL PER


PRESENTAR LES VOSTRES FOTOGRAFIES!

divendres, 1 d’abril de 2011

L'Abril ja és aquí

Ha arribat l'abril, el mes de la literatura per excelència. A l'Abril fa bon temps, els paisatges es tornen més bonics i creix la inspiració. I celebrem la diada de St. Jordi!

 

En abril, las aguas mil

Son de abril las aguas mil.
Sopla el viento achubascado,
y entre nublado y nublado
hay trozos de cielo añil.

Agua y sol. El iris brilla.
En una nube lejana,
zigzaguea
una centella amarilla.
La lluvia da en la ventana
y el cristal repiqueteo.
A través de la neblina
que forma la lluvia fina,
se divisa un prado verde,
y un encinar se esfumina,
y una sierra gris se pierde.
Los hilos del aguacero
sesgan las nacientes frondas,
y agitan las turbias ondas
en el remanso del Duero.
Lloviendo está en los habares
y en las pardas sementeras;
hay sol en los encinares,
charcos por las carreteras.
Lluvia y sol. Ya se oscurece
el campo, ya se ilumina;
allí un cerro desparece,
allá surge una colina.
Ya son claros, ya sombríos
los dispersos caseríos,
los lejanos torreones.
Hacia la sierra plomiza
van rodando en pelotones
nubes de guata y ceniza.

Antonio Machado.